ENTREGA FINAL 25M

La ECOLOGÍA no ha de entenderse como plantar arboles en la ciudad, la ecología es mucho más que eso, la ecología es reciclar, reducir y reutilizar. Existen muchas clases de ecología pero nosotros nos vamos a quedar con la más natural, la ecología urbana, social y constructiva. Nuestra finalidad es llevar a cabo un espacio arquitectónico y nuestras preocupaciones ecológicas se basan en el material, la forma de construir, el impacto ambiental y el confort social.

Frente a la necesidad de concienciar a las personas de que puede existir un equilibrio entre naturaleza y ciudad. Hay una forma mejor de vida si concienciamos a la gente que hay que respetar y mantener un equilibrio con lo natural, que la ecología y la sostenibilidad son las bases para desarrollar un mejor futuro.

Un lugar dentro de un lugar dentro de otro lugar, un lugar privado dentro de un lugar público dentro de la ciudad.

CONVIVENCIA+SOCIALIZACIÓN+NATURALEZA+ECOLOGÍA+SOLEDAD

Este proyecto va a consistir en desarrollar zonas ecológicas en medio de Crevillente dedicadas en exclusiva a sus habitantes y en las que se puedan desarrollar distintas actividades. Cada zona estará definida para una función en exclusiva y tendrá sus propias reglas regidas para ese espacio por habitar.

Tras analizar la ciudad y ver las necesidades que esta plantea llegué a la conclusión de proyectar  6 programas diferentes que suplan esas necesidades a la vez que dejen ver a la gente que existen otras formas de construcción, socialización, interacción de las que están acostumbradas a usar.

Después de buscar los lugares más adecuados para desarrollar los programas, analizar sus relaciones, sus proximidades a los equipamientos, sus distancias, elaboramos los diferentes programas.

PROGRAMAS:

Estos programas permiten desarrollar un estilo de vida económico, confortable, saludable sin tener que producir un impacto ambiental. Se crean 6 espacios, cada una con una función y una finalidad:

_PROGRAMA CONSUMISMO: en estos tiempos en los que la crisis afecta a todos aparece la necesidad de suplir la actividades que antes se desarrollaban con más frecuencia (como salir de cena, a tomar un café, de compras, coger el coche para ir a cualquier parte…) aparece este programa que consiste en crear una zona donde se pueda ir con amigos a pasar el rato, con diversas zonas de actividades.

_PROGRAMA OCIO: un punto de vista distinto al ocio que se plantea en la ciudad, los típicos parques con toboganes y columpios no nos proporcionan la concienciación que esperamos. Si miramos atrás en el tiempo los niños no necesitaban nada más que la naturaleza para desarrollar su imaginación y poder divertirse, pues bien la finalidad de este programa es que el niño interactúe con la naturaleza y a la vez pueda divertirse, si ya desde niños los concienciamos de mayor el futuro será mucho mejor.

_PROGRAMA BIODIVERSIDAD: surge la necesidad de dedicar un espacio integro para la convivencia de animales, zonas de paseo, zonas de aseo, zonas de alimentación..

_PROGRAMA EVENTOS: un lugar donde se puedan desarrollar todo tipo de eventos, performance sin necesidad de pedir permiso, con la única condición de que todo el que quiera pueda participar.

_PROGRAMA DISFRUTE ECOLÓGICO; Restaurantes, supermercados, bares…con la crisis han dejado de ser tan frecuentados y con este programa lo que pretendemos es dedicar toda una zona para picnic, acampada, huertos ecológicos y convivencias. Un sitio donde puedas crear tu propio huerto para consumir vegetales totalmente naturales y puedas ahorrarte dinero, también puedes ir a comer o acampar con tus amigos sin necesidad de desplazarte de tu ciudad ni tener que gastar dinero pagando albergues.

_PROGRAMA SOLEDAD: sabemos que dentro de la ciudad a parte de la casa propia de cada individuo no existe ninguna zona para aislarse de todo el mundo y poder reflexionar, descansar, un lugar donde te sientas seguro, cómodo y puedas estar solo sin ningún tipo de preocupación ( o acompañado), en medio de una zona sostenible y autosuficiente.

Para mi la soledad es el estado intimo, de relax, de confort, de seguridad que puede alcanzar una personas. La soledad no tiene por qué referirse a una persona en solitario en un espacio sin transito urbano, la soledad depende de cada individuo, cada persona tiene su propia definición de soledad. Puede alcanzarse en pareja, en grupos, en solitario…etc.

NORMAS:

Prohibido fumar.

Prohibido hacer fuego.

Prohibido el paso de trafico rodado (exceptuando las bicicletas en aquellas zonas que sea posible rodar).

Prohibido pelearse.

Prohibido molestar a los demás.

Prohibido tirar basura.

Obligado reciclar.

Obligado ir con ropa.

Obligado respetar el espacio.

Obligado que todo lo que se lleve acabo en estos espacios sea totalmente ecológico, natural y respetuoso.

Vigilancia (habrá un seguridad en cada zona, como si de un guardabosques se tratara).

 MATERIALES:

Esparto: material autóctono, hecho a mano y que tiene gran resistencia a tracción. La idea es que tensionándolo con diferentes apoyos pueda crear zonas de descanso y asiento.

Bambú: tiene un carácter estructural, es un material ecológico debido a la gran velocidad de crecimiento que tiene dicha planta.

Materiales reciclados: como las botellas de plástico para hacer fachadas translucidas, que permitan que entre luz natural al interior.

ENERGÍA:

Empleo de energías renovables que le den carácter autosuficiente al espacio para hacer de el un lugar totalmente aislado y sin tener que conectarlo a ningún lado.

LA LUZ:

Fachadas translucidas que permitan pasar la luz al interior.

LA FORMA:

Al ser espacios diferentes con programas distintos y en diversas zonas no quiero una forma concreta. Queremos que sea flexible, adaptable y con una escala en función de la finalidad. Una forma que se adapte al terreno, totalmente orgánica con capacidad de crecer en el futuro.

La envolvente a de crear espacios superficiales y en algunos casos espacios interiores (como en el caso de la soledad cuya intención es crear varios espacios conectados).

He utilizado el hexágono como módulo de los diferentes programas debido a la fácil adaptabilidad de la forma, ya que era sin duda el módulo que el terreno mejor integraba para poder dar como resultado diferentes formas para cada programa establecido.

 

La maqueta de arriba es un zoom de la teselación hecha en el trabajo, me a ayudado a comprobar la escala del programa en esa zona específica.

Los sentidos han de transportarnos a los distintos programas desarrollados, de modo que cada olor y cada tacto sean únicos y diferentes entre ellos. Aromas naturales, propios de la zona, y materiales autóctonos q nos van a permitir diferenciar los diferentes espacios.

Se pretende que cada olor y textura provoquen unas características propias del programa en el que se encuentran.

25-M ENTREGA FINAL

A la hora de comenzar a hablar de la Superciudad de la Supervivencia, tomo como punto de partida lo hiperíntimo, la relación de mi cuerpo, la piel, con la ciudad. A partir de la experiencia personal, lo que sé, trato de ampliar la escala de lo que observo hasta llegar al espacio público. (Trabajo Cuatrimestre 1)

Entonces comienzo a cuestionarme que es el espacio publico. Lejos de la idea de espacio publico como espacio vacio idílico en la ciudad, en la Superciudad de la Supervivencia es mucho mas verosímil hablar de un espacio publico que para nada es publico. La manipulación por parte de aquellos que lo administran, las tácticas de control político-social que se ejercen sobre los habitantes y los códigos de conducta al margen de leyes dictadas por los mismos configuran un ecosistema artificial alimentado por sucedáneos de lo natural, donde la existencia simultanea de multitud de programas origina un espacio continuamente mutante, inhóspito y a la vez, intensamente familiar.

Un nuevo templo que coloniza la ciudad de un modo parasitario,  integrándose entre antiguos simbolos del poder, y que se sirve de la idiosincrasia del contexto para mutar su propia estructura en beneficio propio. Un espacio que nos promete todo, absolutamente creado para ofrecernos una diversión enlatada que consumimos constantemente.

La complejidad de los programas, la percepción de los limites y las relaciones individuo-espacio o individuo-individuo y con los acontecimientos en los que participamos, ya sea activamente o pasivamente, como voyeurs, son descritas por una piel compleja, cuya transparencia, permeabilidad o densidad dependerán de ciertos parámetros enunciados anteriormente, y que en unas ocasiones supondrá la excusa para unirse a dichas actividades/interacciones, y en otras nos revelará simplemente aquello en lo que no podemos participar.

Paralelamente, el trabajo en grupo sobre el Kit del Superviviente, el Habitat en la ciudad de la Supervivencia y la propia ciudad, han supuesto una serie de reflexiones que aplicadas a mi trabajo personal, han derivado en una traslación de dichos supuestos al espacio del que hablo.

(Kit como evasión instantánea de todo lo que pedimos, y hogar como espacio intensamente familiar e intimo en un lugar enormemente inhóspito).

Etiquetado

Jury 25 Mayo-Curso 2011/12

Un disfraz, un par de vídeos, maquetas e infinidad de dibujos que nos han ido guiando durante todo el curso para poder llegar a esta presentación final y, fundamentalmente, que nos han ayudado a elaborar el propio discurso de nuestro proyecto.

La súper-ciudad de la súper-vivencia ha sido el tema de nuestro curso, al cual, sumándole nuestras experiencias vitales, maneras de pensar, proyectar o las maquetas experimentales entre otros, han ido dotando de esa complejidad que finalmente requiere un proyecto.

Después de haberme quedado ante una estructura rígida en el primer cuatrimestre, la cual conectaba aquellos puntos más neurálgicos de la ciudad comenzaba el segundo cuatrimestre.

Siempre teniendo en cuenta que no se pretendía la búsqueda de un objeto arquitectónico definido o acabado en sí mismo he trabajado con conceptos como son flexibilidad, movilidad, densidad, adaptabilidad, conexión, viario público, transporte…

Tras una serie de estudios de cómo se estructuran las calles de la ciudad en lo que se refiere a las vías de movilidad pública (transportes públicos) y privadas (vehículos individuales) obtuve un mapa de densidades (en planta y en alturas) en el que se podía apreciar de un simple golpe de vista cuáles son los puntos más saturados. A partir de ahí y centrándome en un cruce concreto de la ciudad de Alicante (pero que podría aplicarse a cualquier otro) construí una nueva maqueta que incorporaba diferentes programas como eran las estructuras rígidas y permanentes que al fin y al cabo son aquellas que permanecen siempre en la ciudad, o las vías que mueven al usuario por aleatoriedad u otro factor.

Pero tratando de seguir avanzando en el proyecto y ante la necesidad de la creación de nuevo espacio público debido a la extrema congestión que plantean los usuarios que habitan en la ciudad planteo una estructura que sea capaz de adaptarse al medio en función de las necesidades y los programas que en el momento se requieran y que he intentado reflejar de la mejor manera posible en la última maqueta y su posible inserción en la ciudad.

Además, nuestros proyectos individuales siempre han ido acompañados de un intenso trabajo grupal en el que se ha planteado un kit, un hogar y una ciudad de un superviviente, siempre intentando reflejar nuestros trabajos individuales con el fin de ayudarnos y poder incorporar los aspectos esenciales para potenciar el trabajo individual.

Etiquetado

Entrega 25 mayo


A partir de unas fotografías de un lugar que frecuento, hice un estudio de los recorridos que realizo en él. Hablando de un lugar donde se crean diversas actividades y donde te socializas con gente distinta. Relacionando este recorrido con el paso del tiempo, ya que dependiendo del momento y de la situación cada recorrido tiene más o menos intensidad de uso y se usa con distinta gente.  A partir de este estudio pude crear una cronología, que me hizo pensar en la posibilidad de que cada persona tuviera su “forma”. Es decir, un espacio concreto y personalizado para cada individuo.

Preguntándome cómo sería este espacio y que factores intervienen en él, comencé con la creación de maquetas para intentar entender ese espacio y como se configura. Entendiendo la posibilidad de la existencia de dos espacios. Es decir, hibridaciones espaciales que tienen que ver con diferencias sociales, de uso, de recorridos, etc.

Una hibridación compuesta por un espacio físico, permanente, que es el que percibimos, y otro que no percibimos. Un espacio virtual, en el que aparecerían conceptos como el cambio continuo, la adaptabilidad, flexibilidad…todos éstos debidos a unos cambios producidos por el interés, la disposición o la etapa de cada ser humano. Es decir, condicionados por unos factores como pueden ser la economía o el ocio de cada uno de ellos.

La sociedad estaría ligada a cada persona, de manera que dependería de los distintos grupos a los que fuera más o menos afín en cada etapa de su vida. Aumenta o disminuye en función de la situación del individuo en dicho momento. Las vivencias y experiencias pueden ser concentradas o dispersas, cambiantes según la intensidad que se produzca en ellas en cada momento. Estos factores estarían comprendidos en el espacio que no percibimos.

Un espacio cambiante y variable, en el que también aparecería en concepto de nuevo-viejo. Donde la repetición del recorrido formaría una especie de capa, que consolidaría algunos caminos, los más utilizados por el usuario. Hablaríamos de “caminos nuevos”, a los relacionados con la poca estancia del individuo en ellos, y de “caminos viejos” a los más habituales, que se corresponderían con los más cercanos a la persona.

Este espacio tendría una aplicación en la ciudad. Sería diferente para cada persona,tratándose de un espacio concreto personalizado.

Etiquetado

Entrega 25 MAYO

Artificial y natural, artificio-naturaleza, dos mundos enfrentados, en continua lucha por la supervivencia. De la mano del ser humano el artificio invade al mundo natural y primitivo, creando así sus propios límites y espacios no-naturales, su propio mundo paralelo al ya existente, la ciudad artificial, que aunque intente aparentar la convivencia entre ellos, realmente desbanca a todo tipo de naturaleza de su medio de origen.

Una vez sucede esto, no se puede esperar la victoria del uno sobre el otro, ya que se producirían fenómenos incontrolables. Debe encontrarse un equilibrio entre ellos, un avance simultáneo, al mismo ritmo, sin adelantamientos sobre sus capacidades: un equilibrio sostenible. Cuando hablamos de equilibrio sostenible, como bien indican ambos términos, nos referimos a algo que se pueda sostener, mantener, en cuanto a economía, naturaleza, sociedad, estructura, modo de vida… Es cuando entran en juego factores como economía de medios, reciclaje, materiales naturales, ecología en cuanto a naturaleza, ecología social y mental como ideologías, una nueva sociedad que consigue bajar un peldaño y poner a la misma altura esos dos mundos que comentaba al principio, artificial-natural, para que convivan en igualdad de condiciones, sin autoridades ni mandos, sin imponerse uno sobre otro.

Hablamos entonces de un cambio social y mental que como todos, debe darse a raíz de una reflexión, que en este caso he llamado: reflexión ecológica. He aquí la parte propositiva de este proyecto, y es una arquitectura que de pie a esta reflexión, que juegue con el usuario, una arquitectura que le permita ser protagonista y no observador, que sea él quien decida qué camino tomar, que le haga sentir confundido, aturdido, perdido y que se vuelva a encontrar, que participe en una experiencia vivencial y sensorial sobre este enfrentamiento natura-artificio. Describimos con esto un laberinto, “una casa labrada para confundir a los hombres, cuya arquitectura (…) esta subordinada a ese fin” (Borges).

Con ello se propone una disposición laberíntica que englobe los factores anteriores. Por un lado economía de medios, reciclaje, materiales naturales, ecología en cuanto a naturaleza, ecología social y mental, y por otro, la capacidad de jugar con el usuario como se acaba de explicar. De modo que en un mismo programa van a crearse dos situaciones distintas de reflexión, una más colectiva, abierta y compartida, cuando un usuario interactua con los demás usuarios y confluyen en un intercambio de ideas, de experiencias, de sensaciones y formas de pensar. Otra más personal e íntima, la reflexión que cada uno necesita hacer en soledad, consigo mismo, donde aclarar las ideas y relacionarlas con las que aportan el resto de individuos. Ambas pueden llevarse a cabo paralelamente o no, pero siempre enriqueciéndose la una de la otra.

Además, esta propuesta tendría una ubicación específica dentro de la ciudad artificial. Tras hacer un estudio de esta ciudad, se llega a la conclusión de que su mejor inserción podría ser en todos aquellos lugares en los que el ciudadano se evade de su propia ciudad, de su propia rutina, de su propio ritmo acelerado donde no ve más allá de lo que tiene delante en ese momento, lugares donde el usuario está abierto a cualquier idea, relación, descubrimiento o reflexión.

 

Etiquetado

24-M

Cuestiones como densidades, flujos, actividad, sistemas, vínculos, son tratadas desde diversos puntos de vista en este proyecto. La experiencia que el usuario vive al disponer de la ciudad, es personal e intransferible, donde entran en juego aspectos íntimos de su psicología como ser humano, y elaboración de un mapeado situacional propio en base a recorridos. Los espacios siguen un patrón de funcionamiento variable según sus características, atendiendo a sus dispositivos, usos, y contenidos, entre otros.

Aproximaciones internas y externas al espacio se complementan, a modo de comprender mejor su complejidad. El espacio se compone de capas, que se superponen ordenadamente conformando el espacio real, donde influye desde el usuario hasta la red de información que lo envuelve. Cada capa compone una pequeña parte del sistema global, y su entrelazamiento es el que define el espacio, donde todos los componentes cumplen su función y encajan perfectamente en este mecanismo.

Las personas funcionamos como usuarios de la ciudad, puesto que esta les aporta lo que les falta, se crea una hibridación que funciona correctamente ya que la ciudad es el entorno natural y paradójicamente, también artificial, del ser humano.

Un límite perimetral condiciona al espacio, rígido e insalvable, queda definido por la consiguiente diversificación de usos. En esta primera división se sitúan los espacios individuales de los usuarios, que suponen un elemento fundamental a tener en cuenta, puesto que le sigue la creación de espacios colectivos (espacios semi-públicos), donde se establecen vínculos afectivos e interpersonales, que pueden geometrizarse y es en ellos donde el espacio alcanza su fin último. Como consecuencia se crean un único espacio colectivo que engloba todos los anteriores, extensible, variable en función de la densidad del momento.

El aspecto virtual está presente en todo este sistema ya sea directa o indirectamente. El usuario está permanentemente sometido a sobrecarga informativa, que puede saturar su sistema atencional. Se produce un encuentro entre flujos naturales y artificiales. Por otro lado, los espacios dependen de otros factores, no solo de las situaciones creadas por el usuario, sino de otros aspectos incontrolables por el ser humano, como la luminosidad o la variación temporal, a los que éste está sujeto. Todo este conjunto elabora una identidad visual propia de cada espacio, y bajo esta mirada no aparente, se descubre un comportamiento global preciso, donde nada es casual.

18 mayo

Etiquetado